andrea heins - eficiencia

“Las tarifas fueron el motor”

by • 7 julio, 2016 • ArgentinaComments (0)

La ingeniera Andrea Heins tiene a su cargo una de las áreas “novedad” del Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren: la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética. Una materia pendiente en la industria y los hogares locales.

Se formó en YPF pero en mayo de 2012 salió para crear la consultora Energy Performance. Llegó al radar del Pro a través de la Fundación Pensar, al participar de Cacme y el IAPG. Esta semana estuvo en Neuquén participando de un seminario organizado por el EPEN, el Copade y el Centro Pyme. “Hay mucho por hacer y por conocer, no todos saben que con sólo un análisis de su consumo pueden ahorrar hasta un 5%”, explica y deja en claro que las tarifas fueron un “motor” que ayudó a instalar el tema.

P- ¿La industria local hace uso de la eficiencia energética?

R- No están trabajando al máximo. Algunos sectores vienen haciéndolo más que otros y lo mismo ocurre con las regiones del país, porque las tarifas no eran las mismas y por eso el incentivo no era el mismo.

P- ¿El aumento impactó?

R- Más allá de que haya conciencia de la balanza energética o de mirar el cambio climático, la industria o cualquier empresa mira su contabilidad y su productividad. Si el proyecto de eficiencia no cierra, no lo hace.

Hay que reconocer que las tarifas fueron un motor o disparador para que el industrial empiece a preguntarse “qué puedo hacer para ahorrar”.

P- ¿Es sólo la industria?

R- Si miramos todas las fuentes de demanda podemos dividirlo en tres grandes sectores que tienen consumos similares: residencial (y comercial), transporte e industria. Las formas que hay para trabajar son distintas, pero tenemos que atacar a todos los sectores a la vez.

P- ¿En qué se derrocha?

R- En realidad hay que discriminar lo que es el uso responsable del uso eficiente. El primero tiene que ver más con lo conductual y quizá sea más visible en el uso domiciliario. Del lado de eficiencia se puede avanzar mucho, por ejemplo, con el cambio de equipos. Con modificaciones técnicas sencillas, sin tecnología cara, se pueden conseguir cambios.

Hay industrias que solamente analizando desde dónde consumen y para qué consiguen con esa gestión reducir hasta un 5% de sus consumos. Incluso con inversiones menores, de rápido recupero, pueden llegar a reducir un 15 o 20% sus consumos.

P- ¿Los planes de capacitación o créditos que ofrecen pueden trasladarse a los hogares?

R- No lo tenemos hoy instrumentado, pero estamos evaluando medidas de financiamiento para incentivar el recambio de tecnologías en el hogar. Ya sea para tecnología o para construir o refaccionar una vivienda y hacerla más eficiente.

P- ¿Debería apostarse al recambio de equipos o la construcción?

R- En realidad todo tiene su impacto. Las dos cosas sirven. Hay que tener cuidado de que sea un recambio efectivamente y no que se sume un nuevo equipo al consumo.

En líneas generales estamos viendo de qué manera implementar un financiamiento para que el gasto de la inversión inicial se pueda cubrir y que el usuario lo pueda afrontar más fácilmente.

(Por Federico Aringoli)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook