Senado: la Comisión de Energía trata hoy un polémico proyecto petrolero

by • 26 abril, 2016 • ArgentinaComments (0)

La Comisión de Energía de la cámara alta, que preside Guillermo Pereyra, representante del Movimiento Popular Neuquino, empezará hoy a tratar un proyecto de Ley de su autoría para la explotación de yacimientos maduros, que cuenta con el respaldo de Miguel Ángel Pichetto, líder del bloque del FPV. El concepto de la iniciativa es ambicioso: prevé que los pozos poco productivos que hoy están en manos de grandes petroleras sean transferidos a pequeñas y medianas empresas regionales a fin de optimizar su explotación. Su presentación provocó el taxativo rechazo de la industria privada, que entiende que la medida vulnera derechos adquiridos en su carácter de concesionarios de áreas hidrocarburíferas.

En representación de los productores, Oscar Vicente, titular de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (Ceph), concurrirá hoy a la comisión a explicar la posición de la entidad.

Oscar_VicenteCompri

Oscar Vicente, titular de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos, concurrirá hoy a la cámara alta para explicar el rechazo de la industria al proyecto de Pereyra

Son varios los puntos del texto presentado por Pereyra a los que se oponen las petroleras. El proyecto original distribuido por Pereyra prevé que la operación de los pozos con una producción inferior a los 5 metros cúbicos diarios (m3/d) de petróleo sea entregada a PyMEs y compañías regionales, con el objetivo de elevar su producción. En otro texto que circula por la industria, ese tope es de 2 m3/día de crudo. “Son muchos los pozos en estas condiciones y pueden ser rentables para pequeñas empresas con pocos trabajadores. Esto va a ir multiplicando la producción con un costo bajísimo”, señaló Pereyra cuando presentó el proyecto.

La Ceph –integrada además por firmas como Chevron, Petrobras, Pluspetrol, Total, Sinopec y Wintershall- se reunió ayer para discutir una posición común frente a lo que consideran una avanzada: varios de los principales yacimientos del país (por ejemplo, Chihuido de la Sierra Negra, en Neuquén, que está concesionado a YPF, y Cerro Dragón en Chubut, operado por PAE), cuentan con miles de pozos con una producción inferior a los 5 m3/día de petróleo. El texto prevé, a su vez, que los nuevos operadores de campos maduros deberán ser compañías que no cuenten con ninguna concesión adjudicada. Es decir, prevé el ingreso de empresas totalmente nuevas al upstream de hidrocarburos.

Si el proyecto de Ley se aprobara en recinto, su negocio se vería seriamente afectado.

Existen, además, cuestiones de implementación técnica que son complejas de resolver. Por caso, si en una misma concesión deben cohabitar dos petroleras, ¿cómo delimitar la responsabilidad de cada una ante un eventual episodio de daño ambiental? ¿Quién define los estándares de seguridad? ¿Cuentan los estados provinciales, que poseen la autoridad de aplicación y el poder de policía sobre la actividad, para controlar de forma eficiente a dos operadoras en un mismo territorio? A priori, no son temas para pasar por alto ni subestimar. En las cámaras petroleras las alarmas ya están encendidas.

Por Nicolás Gandini

Lea nota en El Inversor On Line

Related Posts

Comments are closed.

Facebook