Rincón enfrenta con mayor firmeza que Añelo la crisis del sector petrolero

by • 13 abril, 2016 • ArgentinaComments (0)

Esta ciudad sufre pero no tanto como Añelo la crisis del sector petrolero. Las compañías aplicaron preventivos de crisis para evitar despidos masivos y los trabajadores conservan sus puestos de empleo. Un reflejo es la actividad comercial que se mantiene firme pese a que depende de la inyección salarial del sector.

A diferencia de la capital de Vaca Muerta, Añelo, en Rincón se extrae hidrocarburos con técnicas convencionales, lo que ha permitido a las empresas manejarse con costos diferentes a los no convencionales.

Si bien las empresas aplicaron los denominados PPC –plan preventivo de crisis–, la mayoría de los operarios no perdió su trabajo como ocurre en Añelo, donde los mandaron a sus casas con suspensiones rotativas y, en el mejor de los casos, con sueldos de supervivencia.

Para bajar los costos salariales, las empresas intercalan trabajadores entre los yacimientos y otorgan una especie de franco forzado.

"Los muchachos están algunas semanas en su casa y luego regresan al campo, mientras que otras empresas se niegan a subirlos nuevamente a las áreas de explotación, pero estamos trabajando cada caso muy finito, muy de cerca para que haya despidos", aseguraron desde la sede local del gremio de los petroleros.

El intendente de Rincón de los Sauces y dirigente sindical del rubro, Marcelo Rucci, dijo que desde el gremio "nos estamos desangrando" para reacomodar a los trabajadores. "Estamos tapando agujeros, discutiendo con YPF todos los días para que no despida a nadie y en gran parte hemos logrado el objetivo de vivir una nueva crisis pero con los trabajadores dentro de las empresas. Es cierto que muchos cobran menos, pero también es cierto que a muchos no los alcanzó el PPC, por el trabajo de los delegados regionales del gremio", dijo Rucci, un intendente que maneja una ciudad de 40.000 habitantes.

La contracara de Rincón es Añelo. El intendente Darío Díaz indicó que esa localidad no es "un pueblo fantasma" aunque reconoció que "la gran masa de trabajadores se fue a sus ciudades de origen".

"En Añelo tenemos 80 desocupados que son genuinos de esta ciudad, a los que intentaremos ayudar dándoles trabajo en la central térmica que en pocas semanas se comenzará a construir en la zona", indicó Díaz que la semana pasada participó de la inauguración de un centro comercial, el primero de Añelo.

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook