Los países de Oriente Medio dejaron de percibir US$390.000 millones por la caída del crudo

by • 26 abril, 2016 • Mundo, SliderComments (0)

El Fondo Monetario Internacional calcula que las economías de Oriente Medio dependientes del crudo dejaron de percibir US$390.000 millones en ingresos derivados del petróleo solo en 2015, y ahora se enfrentan a unas pérdidas de ingresos de hasta US$150.000 millones este año debido a los bajos precios del oro negro.

La caída de los ingresos provenientes de las exportaciones de petróleo es el resultado directo del desplome de los precios del crudo desde niveles cercanos a US$115 el barril a mediados de 2014 hasta por debajo de US$30 a principios de este año y por encima de US$40 actualmente, según el FMI.

La pérdida de ingresos potenciales ejerce una enorme presión sobre las economías de los principales exportadores de petróleo, como Arabia Saudí y Kuwait, que publicaron déficit presupuestarios masivos el año pasado. El FMI había calculado previamente que la caída de los precios de la energía reduciría los ingresos del crudo en unos US$360.000 millones.

Según Masood Ahmed, director del Departamento de Oriente Medio y Asia Central del FMI, 2016 es el segundo de un proceso de ajuste de varios años para alcanzar un equilibrio presupuestario. “Probablemente se necesitarán otros cuatro o cinco años de acción tanto en el gasto como en los ingresos antes de alcanzar una situación fiscal cómoda para muchos países”, afirmó.

Está previsto que las economías de los países exportadores de crudo de la región se aceleren y crezcan un 3% en 2016, frente al incremento del 2% de 2015, aunque eso se debe principalmente a la mejora de las perspectivas para Irak, que ha aumentado su producción de petróleo, y para Irán, que se beneficiará del levantamiento gradual de las sanciones, indicó el FMI.

En los países del Golfo Pérsico, se espera que la actividad económica se ralentice más a medida que los gobiernos recortan sus gastos para controlar sus déficit presupuestarios.

Según las estimaciones de este organismo, los exportadores de petróleo de Oriente Medio verán cómo se incorporan diez millones de jóvenes a la población activa en los próximos cinco años. Ahmed advirtió que el actual ritmo de creación de empleo es insuficiente para absorber las nuevas entradas al mercado de trabajo. El FMI calcula que la media de desempleo juvenil estará en torno al 20% en la región.

Lea nota completa en WSJ

Related Posts

Comments are closed.

Facebook