Un “ecógrafo” para tanques de nafta

by • 15 abril, 2016 • ArgentinaComments (0)

Controlar el gasto en combustible para las empresas en general y para las de transporte en particular se ha vuelto muy importante en este contexto de baja rentabilidad, tanto para la toma de datos estadísticos como para verificar si se producen faltantes injustificados.

Estas mediciones ofrecen un doble beneficio: por un lado permiten tener datos estadísticos acerca de los consumos de una flota de vehículos, conocer cuánto se viaja y cuánto se gasta; y por otro lado, evitar maniobras fraudulentas vinculadas al robo de combustible. Hasta el momento, el equipamiento que permite mediciones confiables es importado.

Luego de un año de trabajo, la división Electrónica e Informática del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrolló un sistema ultrasónico de medición de combustible en camiones. Lo hizo a pedido de la empresa Microkey, dedicada al desarrollo de sistemas data logguer aplicados a transportes de carga.

Néstor Mariño, integrante del equipo que desarrolló el dispositivo junto con Sergio Gwric y Juan Carlos Gómez, explicó que el aparato "se coloca en la base del tanque, fuera del mismo, y genera un pulso ultrasónico que recorre el líquido en su interior y al volver al transductor se transforma en un pulso eléctrico denominado 'tiempo de vuelo', que es lo que se puede medir". Luego, el impulso eléctrico es digitalizado por el circuito de recepción para ser leído por un microcontrolador.

Tiene el mismo principio de funcionamiento que la tecnología empleada para realizar ecografías, realizando las mediciones de nivel de combustible cada un minuto. "El beneficio de medir de esta manera es que no es necesario instalar un dispositivo dentro del tanque de combustible, lo que conlleva ciertos riesgos porque se trata de energía eléctrica en un medio inflamable, para lo que se exige cumplir con una serie de normas de seguridad", comentó.

 

Vehículos

Este tipo de medición por ultrasonidos se adapta a todo tipo de camiones y es mucho más precisa que los sistemas tradicionales que utilizan un flotante dentro del tanque.

La temperatura es otro aspecto a tener en cuenta a la hora de realizar la medición. "No es lo mismo para un camión que circula en el norte del país o en la Patagonia. Por eso utilizamos un sensor de temperatura, ya que si se producen variaciones importantes esto afecta la velocidad del sonido dentro del líquido. Por lo tanto, al tiempo de vuelo medido se le aplica el valor de la velocidad que corresponde a la temperatura medida", precisó Mariño.

El costo aproximado de producción del dispositivo es de entre 1.500 y 2.000 pesos, bastante menor que el importado. "Por ahora es un prototipo que ya está siendo utilizado por Microkey pero que no se empezó a comercializar. Es apto para ser producido a pequeña escala ya que no es necesario venderlo en cantidad para amortizar sus costos", señaló. Fue ideado en principio para empresas de transporte pero puede extenderse a cualquier industria que consuma combustibles líquidos.

(Por juan pablo grigioni)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook